Calorías versus nutrientes

Un tema muy sonado en estos tiempos cuando hacemos dieta es sobre la estrategia que debemos seguir: vigilar las calorías o los nutrientes de un alimento…

Hagamos un análisis de cada elemento para tener un el panorama completo.

Calorías: Este es un concepto fundamental en la regulación del peso corporal, y es lo más cercano a la comprobación de estudios científicos. Se basa en lo siguiente:

– Cuando ingieres más energía de la que quemas, aumentas de peso.

– Cuando ingieres menos energía de la que quemas, pierdes peso.

Densidad de nutrientes: Se basan en consumir alimentos que tengan buen aporte de vitaminas, minerales, proteínas, grasas y carbohidratos. Es dejar por fuera los alimentos procesados o ultra procesados. El fundamento se basa en el problema que ha generado la carencia de nutrientes en muchos de los alimentos actualmente, esto ha sido un factor relevante en el aumento de las enfermedades que se han vuelto epidemia mundial.

Analizamos las diferencias de las calorías en los alimentos:

– 500 calorías procedentes de 4 cucharadas de aceite de olivo más una alimentación saludable, disminuye la incidencia de infarto cardiovasculares y cerebrales.

– 150 calorías de una bebida azucarada, está asociada al desarrollo de la diabetes tipo II.

Sin embargo, si te mantienes consumiendo a diario esa cantidad de aceite es probable que los efectos positivos del producto en si, sean revertidos por un consumo excesivo de grasas.

El enfoque de estos dos conceptos es tomar lo mejor de cada uno, porque no es tan simple como contar entradas y salidas.

Da clic sobre la imagen

Existen una serie de respuestas hormonales en el cuerpo y que son parte de muchos estímulos:

  • Comida, ejercicio, estrés, microbiota, gusto por ciertos alimentos, etc.

Entre estos dos puntos de vista quiero ofrecerte una visión que implica un concepto mas complejo de factores y que tal vez no es tan simple como se puede leer por ahí.

La verdad está en fusionar el conteo de calorías y cuidar la calidad del alimento a consumir, agregando una nueva variable que afecta este balance energético, y que está compuesta por muchos otros factores (absorción de nutrientes, descanso, balance hormonal, ejercicio, gustos por la comida, disponibilidad de alimentos, etc.)

  • Estos tres elementos calorías + densidad de nutrientes + variables individuales, son las que conforman esa ecuación de balance energético.

La Ecuación del balance energético, incluye todo el complejo funcionamiento interno del cuerpo, así como los factores externos, que en última instancia afectan las «calorías que entran» y las «calorías que salen». Imperativo para esto, ya que a menudo pasamos por alto, como responde tu cerebro. Está monitoreando y controlando constantemente lo que comes.

Da clic sobre la imagen

La fórmula quedaría así:

[Energía entrante) – (Energía saliente] = Cambios en las reservas corporales*

*Las reservas corporales se refieren a todos los tejidos disponibles para la descomposición, como la grasa, los músculos, los órganos y los huesos.

Conclusión: Si quieres llevar una dieta para bajar de peso, la estrategia de solo pasar hambre no será suficiente; debes comer completo y de forma saludable para que tu cuerpo funcione bien y no se activen nuestros genes, que responden reteniendo grasa cuando detecta periodos de escasez de alimentos. Una dieta balanceada te dará más salud y energía para llevar una vida plena.

Al final es lo que todo deberíamos aspirar.

Autora: Joisa Trillo

Da clic sobre la imagen

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Start typing and press Enter to search

WeCreativez WhatsApp Support
Nuestro equipo te responderá en breve.
👋 Hola, ¿Puedo ayudarte?